lunes, 7 de enero de 2008

si miguel grau se volviera figuretti


Yo no me creo el floro de que los bomberos hacen todo lo que hacen por amor desinteresado al prójimo, lamentablemente no lo puedo creer.
Seguramente muchas personas que lean esto empezarán a ofuscarse ante mi aparente indolencia, pero créanme que hablo con conocimiento de causa.
Hasta hace un largo tiempo yo pensaba que realmente el heroísmo era lo que motivaba a estos individuos, pero una noche de aquellas en las que solía conversar con mi querido amigo Samsa me hizo ver que estaba en un error.

Samsa y yo conocemos a dos bomberos, a Rodrigo y a el Botija, y ambos viven hablando de “la bomba”, y de “las candelas” que es como los amigos bomberiles autoproclamados los “héroes anónimos que la patria no reconoce” les llaman a lo que el común de los mortales les llamamos incendios. Para ellos lo más emocionante es que haya una graaan candela, mientras más grande sea la candela, más chévere y emocionante el asunto porque ahí pueden medir quién es más operativo, quién es más valiente. Rodrigo y el Botija que bien podrían ser graficados como el gordo y el flaco, el botija y el chómpiras viven discutiendo en cuánto a lo que cada uno desempeña en la bomba, porque a pesar de que el botija no va siempre a la bomba, a decir del siempre rajón y cuasi perfecto Rodrigo no va nunca, resulta que el botija es superior en cargo al chompiras, a pesar de que éste último es casi el super bombero, el más arriesgado, el que más sabe, el que llega primero a todas las “candelas”, el más querido por todos los de la bomba, en finnn, una serie de cualidades que deberían preguntarle a él mismo porque de lo contrario yo tendría que escribir más de una página.

Yo tuve alguna vez un enamorado que se pasaba horas mirando en su casa los videos de él mismo corriendo tabla, y yo por supuesto, debido a mis 14 años, estaba sentada a su costado al borde del quinto sueño, adorándolo entre bostezo y bostezo. Ahora me acuerdo de eso y me causa gracia, pero pienso que la mayoría de los hombres suelen mantener esas actitudes egocéntricas, y no me equivoqué con Rodrigo, que lleva a Samsa para que éste filme los incendios y luego verlos sin cesar, pasárselos a todo el que pueda por Messenger, para que todos vean “el candelón” que se armó y que apagaron y que ese, el que está adelantito con la manguera ese del casco que brilla, ese es el. Que terminó con el uniforme y la cara negras por el humo y que el botija terminó demasiado limpio como para decir que estuvo en la emergencia, que el botija fue pero que no debió ir porque sin él hubiese sido mejor, que el lo hubiese controlado mejor, que hubieron 2 o 3 muertos, que el cholo asqueroso al que iban a curar le apestaban las patas, que se mechó porque un idiota dijo que para cojudos los bomberos, que consiguió las donación de una nueva camioneta de bomberos de su tía en Alemania, esos y muchos otros son los comentarios de un bombero.

Que el gobierno debería mejorar sus unidades y equipos es cierto, que “el panzón que calienta el sillón de Pizarro” (como se difundió en la famosa carta de un bombero indignado que nos saturó en todos los medios masivos) debería darles un mayor mantenimiento a las instalaciones de estos señores apaga candelas es cierto. Pero también es cierto que no habrían tantos incendios si hubiese menos pobreza en el país, si hubiese mayor educación e información para los padres y los niños de tantos sitios humildes que desconocen cuáles son los cuidados a tener en cuenta para prevenir incendios, que si no tienen luz y tienen que estudiar con vela pues deberían ponerla sobre un platito con agua, que es peligroso jugar con artefactos pirotécnicos y los daños que pueden causar, y en fin tantas cosas que le hacen falta a nuestro pueblo, a las compañías que deberían tener una política de prevención de catástrofes, sobretodo a aquellas que fabrican y/o manipulan productos tóxicos o inflamables.

Tal vez condeno a todo el cuerpo de bomberos voluntarios del Perú por dos bomberos, pero es lo que puedo saber, lo que he oído durante muchas oportunidades, las bombas no sólo son recintos donde se da espacio a héroes anónimos de la patria, sino también lugares donde pasan el tiempo un sinnúmero de individuos a los que se les dá un plato de comida a cambio de sus servicios a la comunidad, la posibilidad de no pagar transporte público, y una serie de convenios que tienen los bomberos, así que tampoco es que vayan desnudos a un piso lleno de tachuelas y que a cambio reciban un baño de agua con sal. Los bomberos de corazón tienen todo lo que quieren de la bomba: reconocimiento y sobretodo: autosatisfacción, autorealización, la cúspide de las necesidades en la pirámide de necesidades de Maslow, cuando un hombre alcanza la autorealización, no necesita nada más, el problema es cuando este hombre quiere que el mundo salude su condición de “héroe anónimo” y le rinda pleitesía. Como si el mundo no estuviese lleno ya, de personas que hacen el bien mirando a los lados, a ver si hay alguien sonriendo o si es mejor, alguien filmando su heroica acción, para que al día siguiente miren las noticias o te hagan ver la nota de un gran incendio donde murieron 6 personas, pero .. “…viste? Ese que estaba primerito todo negro por el humo, ése ése era yo”

5 comentarios:

darling dijo...

Pues como que yo tampoco tengo muy buena opinión de los bomberos. Mi departamento se incendió por negligencia de mi vecino que tuvo un cortocircuito en un cuarto con miles de videos (material altamente inflamable).

Mi departamento hubo que reconstruirlo.

Pero el punto de mi pobre opinión es este:
¡Se robaron la billetera de mi papá que había quedado en la cómoda! Se podía ver la huella de la billetera. ¿Cómo pueden robarle a alguien que lo está perdiendo practicamente todo?

Y ya después, no querían hacer el informe dando parte de lo de los videos a menos que les cayera una suma considerable de dinero.

Que triste, ¿verdad?

Acitsonga dijo...

Todos esos que se creen mejores personas que uno porque hacen algo por la comunidad (y no gratis, porque obviamente están esperando reconocimiento en grande) me llegan a las trompitas de falopio.
¿Sabes que lo que cuentas de estos bomberos amantes de la "candela" no es nada atípico? Cuántos grandes incendios han sido originados por bomberos que luego aparecen mismos superhéroes en el lugar del incendio a luchar contra las llamas. He visto programas policiales con casos de esos hasta el cansancio, muchos se vuelven pirómanos.
Ojalá nunca sea el caso de tus patas, pareciera que no tienen vida más allá de "la bomba". Pobres.

Imberbe_Muchacho dijo...

para refelxioanr
y yo siempre digo "para cojudos los bomberos"

CesarS dijo...

Hola a todos

Solo queria contar 3 cosas al respecto de tu post, como supondras, el que escribe es bombero.

1. No todos somos iguales, si tus amigos se comportan de la manera que comentas, que a mi tambien me parece exagerada, tendrian que reflexionar un poco sobre sus actitudes y al resto no meternos en una solo saco y tacharnos igual.

2. No te confundas imberbe_muchacho, no somos cojudos, investiga un poco más de que trata esto de ser bombero que no va solo de apagar incendios y no peques en el insulto fácil.

3. Miguel Grau Seminario fue bombero de la compañia Grau 16 que pertenece a Barranco.

Saludos

CesarS
indexante.com

Yo dijo...

Bueno
Primero, es injusto que hablen así del cuerpo, en toda institución hay buenos y malos elementos, o acaso no pasas eso en sus trabajos, escuelas etc.. y digan, uds que hacen por su comunidad o país o ciudad? en fin, hablar es fácil..
Segundo, sorry pero Grau no fue Bombero, esa es otra historia, yo soy miembro de esa compañía.
Tercero, por naturaleza el ser humano quiere ser algo, algunos lo logran con algo que todos de niños queríamos ser, ser bombero, y el figuretismo y todo eso lo tenemos todos, unos mas q otros, yo si no estoy de acuerdo en exponer y sólo ser el bombero figureti, pero y que? acaso cuando van a una reunión de médicos o abogados o ingenieros (que lo soy) no hablan de temas de su trabajo?
Piensen antes de hablar, pero desde todos los puntos de vista, tengo una amiga que es doctora, detestaba a los bomberos porq decian q al hospital le llevaban muchos pacientes y mal atendidos.. según ella, luego hizo serum en una cia de bomberos y se dio cuenta que con los recursos y el tiempo que tenemos no se podía hacer mas... ahora ella piensa diferente.. los invito a visitar mi compañia cuando quieran y entenderán mejor las cosas, no disculpo a los malos elementos, los hay y no lo niego, pero eso es algo que se está cambiando
Slds
Harold Salas
hsalasp@hotmail.com
harolo.blogspot.com