viernes, 2 de mayo de 2008

Re de co ran do


Lamentablemente no puedo estar tranquila, tengo una panza que es más grande que todo mi cuerpo, sé que me duele la espalda y debería descansar pero no puedo, me pone triste estar echada en mi cama viendo televisión, puedo hacerlo durante un rato, pero no puedo pasarme todo el día con mi cama sin tender, es algo que al rato comienza a molestarme mucho. Mi pobre rata, que ya conoce de estas locuras mías, aprovecha todo lo que puede de estar tirado viendo cmd porque sabe que al rato empezaré con que quiero salir o quiero hacer algo.


Bueno, les comento por si no lo he hecho ya, que tengo 7 meses ya y algo que me tenía muy preocupada es el hecho de que aún no he preparado nada para la llegada de la pequeña inquilina, tengo que pintar mi cuarto, ya que por motivos de espacio, la pequeña ardilla tendrá que dormir con nosotros hasta que mas o menos en un año y medio nos mudemos a nuestro propio hogar ratal, así que ayer tenía eso en la mente, sacar un librero gigante que teníamos en toda una pared, con libros del año de la pera también, y comprar la pintura, que demoré mil horas en escoger el color, mientras que la rata sólo me repetía que para él cualquier color es igual.. :S solemos discutir por esas cosas.


Y mientras ayer sacábamos muchas cosas y cambiaba de lugar muchas otras me di cuenta de la cantidad de cosas que uno acumula conforme va creciendo, en mi caso ropa, que es mi fascinación, además de que por mi profesión suelo guardar cualquier pieza gráfica que llame mi atención, revistas con contenido que yo considero interesante, cartulinas, cartones, papeles, y revistas y piezas gráficas que yo he elaborado a manera de gigantesco curriculum, también los trabajos de mi hijo de cuando estaba en nido, las tarjetas de cada día de la madre, de cada día del padre y demás festividades, toneladas de fotografías, que cada vez son menos por esto de la cámara digital, que ya todo está en la computadora, y es increíble que también guarde cosas que son aparentemente inútiles pero que me dan "penuria" porque me las regaló algún ser querido que ya no está en el mundo de los vivitos, o en su defecto mi mami o mi papi, y me da la nostalgia de hija que extraña su madriguera original y no lo quiero botar, me pasa con muchísimas cosas, hasta con papeles de regalo.


La rata quiere que bote todo, no puedo, me he deshecho de muchísimas cosas ya, y ayer es cierto, boté muchas más con el dolor de mi corazón, me dice que hay mucha ropa que no uso y que nunca me la ha visto puesta, bueno.. digamos que una mujer no se pone todos los días todo lo que tiene no? ya llegará el momento en que me lo ponga y seguro que si me deshago de eso lo voy a necesitar, no es peor que le diga después que no quiero ir a algún sitio porque "no tengo nada qué ponerme"? aunque bueno.. eso puede suceder incluso con el closet lleno :) btw, así somos las mujeres no?


Acaso será que yo lograré que él bote la horrorosa camisa del último día de colegio con todas las firmas de sus horrorosas amistades? tal vez me libraré de sus álbumes con fotos de borracheras de los últimos años escolares, donde se ven realmente fatales todos? fotos de amigos suyo pintarrajeados porque se quedaron dormidos, me libraré del cuadro de su abuelo y su abuela que me parece francamente horrible, si, está bien, soy mala porque sé que él amaba a su abuela pero por qué el tiene que tener un cuadro en mi closet con la foto de esos viejitos tan feos :S me libraré de sus mil zapatillas para jugar fútbol? de sus revistas de tabla, de su banderín horrendo de la U? no pues.. se que no lo haré pues que no pretenda entonces que yo me deshaga de mis cosas, ya he botado bastantes, las he regalado y hasta vendido a los ropavejeros miserables que te dan una cochinada, si, porque ya no me da como antes por irme hasta al ovalo gutierrez. Y menos aún a vender mis carteras, que él dice que son horrendas y son demasiadas... :S los hombres no entienden nada


Mañana pintaremos juntos el cuarto con los colores que elegí para la pequeña, estoy haciendo una cenefa linda que pondré en la pared donde irá su cuna, a veces es complicado ser diseñadora porque te hace muy exigente para estas cosas, quieres que todo sea perfecto, y yo soy tan indecisa a veces que se me complica más todo. Y eso que aún no he mandado a hacer la cuna, pero mejor vamos con calma, paso por paso, porque si le digo que no se de qué modelo quiero la cuna, y que no la quiero blanca como todas las cunas de las bebés normales, me va a querer matar, si ya está histérico porque pienso ponerle aretes de estrellitas y no las clásicas bolitas o "lentejitas" que se suelen usar para las recién nacidas.


Las mudanzas son complicadas, incluso cuando son de un cuarto a otro :S

4 comentarios:

Acitsonga dijo...

Eres una cachivacheraza total. Yo era así, pero no sé en que punto de mi vida se me dió por el desapego total a las cosas y ahora boto todo. Yo no tengo nada en contra de los coleccionistas de cacharpas, mientras tengan todo en orden y fuera de la vista tudu bem.
Deja que la rata guarde sus chucherías más preciadas y tú guarda las tuyas, eso sí no seas fresquilla de pedirle que bote lo suyo cuando tú no estás dispuesta a hacer lo mismo con lo tuyo. Digo ¿no?
Beso + Abrazo

El Joven Riga dijo...

muuchooo escribes ja

xavierjuja dijo...

Alaaaaaaaaaaaaa, me imagino todas las cosas que debes tener en tu clóset. Mi hrmano llena mi casa con sus trabajos de diseño, me da cólera, pero él dice que todo le sirve..., no creo.

Suerte con los preparativos :)

:P

Petisita dijo...

Merme, despues te leo con detenimiento, pero se lo que sienes cn eso de la panza kilometrica y a la vez querer hacer muchas cosas.
Queria saludart por rl dia de la mamacita ;)
besotes mil!!!