jueves, 6 de marzo de 2008

Mezquino vino

No puedo ser sommelier, no puedo ser catadora, lo único que puedo ser es una borrachina alegre amante del vino pero que no puede decirte si éste tiene aroma a cuero, a tostado, a café, y menos aún si tiene aroma a pimienta blanca, negra o roja!!.


El martes de la semana pasada tuve mi primera capacitación en cata de vinos y piscos, obligatoria para todo el personal perteneciente al área de marketing de la empresa donde laboro, la profe se llama Soledad Marroquín y aparte de tener muchísima experiencia en lo que hace, es muy buena gente, muy amena. Nos hizo una explicación desde el origen del vino, las principales cepas, la procedencia de cada cepa, nos habló sobre el terroir, las clases de vinos, maridajes preestablecidos, y etc. El problema o mejor dicho, mi problema fue cuando llegó la hora de la cata ciega, teníamos 3 botellas totalmente cubiertas a fin de que no conociésemos de dónde provenían o cuál era cada una, cada uno tenía un individual de papel con 3 círculos impresos con las letras A, B y C respectivamente, y un círculo para el agua, en cada círculo colocamos las copas con los diferentes tipos de vino:


Primer paso: observar el color y cuerpo del vino

Si puedo diferenciar los colores gracias a Dios, gracias! no soy daltónica al menos. Aprendimos que mientras más intenso el color era más joven el vino, empecé a perderme cuando hablaron del cuerpo y que si era denso, y no se que más.



Segundo paso: reconocer los aromas del vino

"Tabaco!", "cuero!", "café!", "chocolate!" y yo sólo sentía aroma a vino :S "madera!" seguían diciendo mis compañeros, "humo", y yo maldiciendo mi inexperta nariz me increpaba por qué no podía reconocer todos estos aromas que decían los demás, será que están inventando?, todo eso era una burla para mi inservible nariz, y la gota que derramó el vaso fue cuando fernando dijo "mmm no sé explicarlo pero siento olor a tierra mojada" plop!! hice cuál condorito buscando en los rostros de los demás alguna cara perdida como la mía o que tuviera la expresión que yo creo que tenía, cara de: esto ya es demasiado o este tipo se volvió loco. Pero no, sólo encontraba rostros que asentían, o caras enamoradas de los aromas de este maravilloso vino, el vino A. Y ya estaba al borde del suicidio cuando Soledad dijo "nadie sintió aroma a pimienta?, a ver es pimienta roja, negra o blanca??" noo puesss.. eso era una burla.


Luego de tomar agua, y comer una galleta también de agua, pasamos a oler el vino B, y fue lo mismo para mi, debo decir que si sentí un aroma a fresa que sentí como gran triunfo, pero que era nada comparado con las entusiasmadas intervenciones de mis compañeros... y así igual con el vino C.


Tercer paso: probar el vino

Soledad nos dijo que tomáramos un pequeño trago para acostumbrar al sabor al paladar y un segundo ya si largo, con el que haríamos una especie de enjuague para que nuestras papilas sintiesen al señor don vino.


Damn! la misma historia, me supo a vino...


El A me supo a vino rico, el B me supo a vino ácido y aguado, y el C rico también.


De más está decir que era toda una locura en la sala donde se llevaba a cabo esta clase, "aterciopelado!" "astringente!" y demás adjetivos que yo no podía encontrar por ningún lado, me abstraje totalmente dentro de mi a recriminarme mi falta de todo, cómo era posible caray, hasta que Soledad me preguntó qué me había parecido y yo cual chibola distraida y perdidasa en la clase pillada infraganti pensando en las musarañas, sólo le dije "lo sentí más ácido que el anterior"...

Luego develaron el misterio de los vinos, y el B que fue el más aguado y feo de todos resultó ser chileno, lo cual exaltó aún más los ánimos de los presentes; "con razón puess.." se podía escuchar ante la revelación del origen de este vino feo. Yo seguía buscando una cara solidaria que me dijera, está bien.. yo tampoco pude darme cuenta de nada, sólo los siento ricos o feos... pero era inútil, todos los presentes parecían expertos catadores, mientras que yo sólo disfrutaba de los ligeros estragos producidos por una copa de vino, después de tanta abstinencia alcohólica producto de llevar un inquilino o inquilina inside.

Soledad explicó después que para ser un buen catador teníamos que tener gran dominio de nuestros sentidos, tenerlos en buen estado, y tener una gran memoria para poder relacionar los aromas o sabores percibidos con el lugar de origen.. cosas que me desanimaron aún más, ya que no tengo unos sentidos del gusto y la vista muy desarrollados que digamos, debería usar lentes permanentemente pero no me acostumbro, sólo los uso para ver tele o para clases, además de que toda mi familia por parte de mi mamá es miope, con decirles que la medida de mi mamá es 14!! sii!! si yo tengo 1.5 y es mucho imagínense.. mi mami tiene 14!.. bueno.. además de mi falta de vista está mi casi extinto sentido del olfato, y para que no crean que es broma lo que digo me sucedió una vez que mi mamá me dejó secándome el pelo con la secadora mientras veía tele, y estaba tan entretenida viendo aquel programa, que sólo recordé que tenía la secadora en la cabeza cuando mi mamá vino corriendo con una jarra de agua y cara de susto a preguntarme qué se quemaba (¿?) y resulta que lo que se quemaba era mi pelo, mamá me apartó la mano con la secadora, me tocó la cabeza y se cayó un mechón de pelo totalmente negro chamuscado, que apestaba malaso .. y yo ni cuenta, fue terrible tener que peinarme en los meses sucesivos.. y bueno.. mi memoria anda igual de mal o peor..

.....

Hoy fuimos a tottus a comprar con daniela, los vinos, galletas y queso para la cata de hoy, y en caja le dije que yo no podía reconocer ningún olor, ningún sabor, y me reí, Daniela se rió y yo pensé que me diría lo que me dicen todos, y me quedaría viendo con cara de que soy un bicho raro, pero no, muy por el contrario me dijo "yo tampoco, a mi todos me saben ricos" y por fin encontré un consuelo para mi alma desanimada por mi carencia de percepción sensorial.


Así que la clase de hoy será mas relax, no me atormentaré pensando que soy la única que no sabe qué aromas o qué sabores siento.. en realidad estoy más que feliz porque uno de los antojos que he tenido en esta etapa de panzoniana ha sido champagne rosado y por fin hoy voy a poder darme ese gusto, tal vez como dice la chata solo sea cuestión de educar mi lengua inculta, acostumbrada al "amargo" o "menos amargo", "dulcete" y hasta "aguado" de la cerveza.

:)

15 comentarios:

Acitsonga dijo...

Merme´s back! Me has hecho reir como siempre. Quédate en paz con tus sentidos querida mía, yo nunca he hecho siquiera el intento de catar vinos, no soy muy hincha de la vid, me aburre.
El alcohol solo debe cumplir una función primordial en mi organismo... Embriagarme.
Lo que podría catar sin chistar son chelas, en eso sí mi paladar, olfato e hígado son un team imbatible.

Petisita dijo...

Que interesante eso de la cata de vinos!!! me has dado ganas de seguir un cursillo por aqui. Yo osy una apasionada del buen vino, y tambien los catalogo por ricos y feos , acidos o no puedo sentir los olores diferentes pero no se reconocer a que, lo que mas conozco es el olor a madera, nunca jamas a pimienta!
En fin, y ahora q tengo inquilina la verdad solo tomo muy de vez en cuando y sollo una copita, asi que lo primero que hare cuando la inqilina ocupe su propio cuarto es tomarme una buena copa de el mejor tinto que pueda.

xavierjuja dijo...

Jajajaja, me he reido mucho. Mis papás me han acostumbrado a tomar vino desde que era chibolazo y a vces diferencio y otras no. Y que raro que el chileno haya tenido un mal sabor, generalmente son vinos ricos y los argentinos y los españoles, buenazos. Me encana el vino, lo tomaría todos los días.

Tu prima es igualita? no te creo nada, jajajaja. Igual presenta, a mi novia también le encanta Scarlett Johansson y se va a morir con su pelo negro, jajajaa.

Cuidate y no andes tomando mucho.

:)

Carlitos 7.9 dijo...

me dejó preocupado tu comentario en el blog de xavierjuja

quiero saber si de verdad tienes una prima parecida a Scarlett Johansson??????


(Te juro que leo el post despues porque me gusta mucho el vino )

mermeladisima dijo...

para los amantes de scarlett:
lo de mi prima es cierto, yo la veo igualita, mi prima es chibola todavía, tiene 17 años creo, voy a ver si ya tiene nuevo hi5 xq su papá la obligó a cerrarlo =) y se los paso

Jassy dijo...

Neni, no ra que tu tambien tenias un pqeuño inquilino dentro?? pucha el pobre saldra somelier de cajon . Cuando estaba embarazada de Sebi mi médico me dijo que me podia beber una copita de vino de vez en cuando, que es buena para la circulación y bueno, la primera y unica copa me dejo en un estado de embriaguez lamentable como si me hbiera metido una bomba de padre y señor mio, asi es que ahi se acabo me aventura .
Pero si , me encanta el vino y espero aprender mas, ya me enseñaras. Beso
.

Imberbe_Muchacho dijo...

yo tambien solo se reconocer el vino por rico o feo y aguado... y eso que antes los reconocia por tinto y blanco

Carlitos 7.9 dijo...

yeeeeeeeeee


Ya en serio, el post esta bueno,, hasta tomè nota. Y a ver si nos hechamos un par de botellas para ponerlo en practica

Serendipity dijo...

Pucha, me pasa como a ti, necesito urgente una clase de cata porque para mi, el vino es vino, deli, maso o feito, pero vino al fin de cuentas... :s

Gracias por los saluditos!

Apis dijo...

Sabes me haz matado de risa con la descripcion de tus malabares durante la cata, yo tengo problema similar con los sabores, especialmente en las comidas, para mi hay solo dos sabores el que me gusta y el que no, las demas tonalidades ya fueron, jajajaja

No Name dijo...

Jajajajja... me has hecho reir con tu cata de vinos. A mi me saben y huelen igual todos. Y cuando mi papá se pone a discutir las retronasales, y los cuerpos, y no se qué tanta cosa, la verdad que yo perdida.

Acabo de empezar mi blog, y te he linkeado (soy alienada sin remedio)y espero que no te moleste.Es la primera vez que comento, pero siempre leo el blog, y me parece divertidísimo...¡date una vuelta por el mio!

Pollo especialista dijo...

Bueno se sepa catar o no, igual un vino acompaña muy bien una riquísima carne a la parrilla...salud

schatz67 dijo...

Hola,
Creo que existe un termino medio entre el divismo de los que compiten por encontrar el aroma de caca de paloma que se ha secado en barrica y la dulce ignorancia los que no puden diferenciar una sangria de una chicha de sobre.

Es bueno seguir uno de esos cursos pues más que el aprendizaje de un listado de cepas o variedades es una suerte de educación sensorial.Nuestros sentidos , al igual que nuestras partes cognitivas, son susceptibles de educarse para aprender a diferenciar texturas, aromas, sabores y colores.A veces , por puro prejuicio,desdeñamos la oportunidad de probar ingredientes o preparaciones novedosas pues rompen con nuestros cánones privados de gustos que usualmente son bastante limitados.

Persiste en aprender un poquito más de los vinos pues de esa forma llegarás a descubrir el vino que más te gusta.Y en el vino, como en la vida, hay mucho de pose y burbujismo pero -búsqueda de por medio-también hay bastante de verdad.

Saludos

Schatz

CRO dijo...

jaja... muy interesante el tema de la cata. Yo tambien soy amante del vino... un poco mas del champagne quizás, pero tampoco se compara una cosa con otra.
En una época era bastaaaante borrachina como vos decis, y tomaba cualquier cosa. Luego empecé a darme de beber solo cosas buenas,ecepto que algun amigo compre algo medio berreta y para no dejarlo solo lo acompaño un poco.
Estamos en contacto!

Anónimo dijo...

Muy buen material.