miércoles, 27 de agosto de 2008

LA ENVIDIA NUNCA ES BUENA.. MATA EL ALMA Y LA ENVENENA :S

Yo miro ahora a mi mamá y la admiro, miro a mi suegra y creo que es de otro planeta, y es que no entiendo cómo ambas dejaron de chambear y se dedicaron al hogar.. y no al hogar de hoy que es con lavadora, lustradora, aspiradora y PAÑALES DESCARTABLES!! noo, la verdad no entiendo.

Mi oruga, the big boss, ha cumplido el domingo un mes, y si bien me stresa pensar que sólo me queda un mes más para quedarme con ella y atenderla todos los días y ver sus cachetitos de oruga, también extraño la libre disponibilidad de mi tiempo, hasta podría decir que extraño trabajar, naaaaa, nunca tanto, no extraño trabajar, pero si me siento muy aburrida por ratos. Yo sé que es normal, me pasó ya con mi primer hijo, bueno ahí tenía 17 años, y no sabía lo que era tener que trabajar, pero sí extrañaba vagar con mis amigas, y hasta estudiar, que son las cosas que las personas normales de 17 años hacen, y no tener que explicarles todo a mis amigas, que tenían miles de reacciones que cada vez se me hacían más difíciles de soportar como decir "ajjj!" cuando veían que cambiaba los pañales de mi ardillo, o "ajj!" cuando ven que les tienes que dar de lactar, en finn.. creo que era el precio de ser la única chica de 17 años que tenía un bebé. Como bien dijo la vecina de Miranda en Sex on the City: "cuando tienes hijos ninguna de tus amigas sin hijos sirve... ellas están en otra cosa, nunca entenderán nada"

Hoy me peleé con la rata porque ayer se fue al cine con su pata, yo nunca he sido amante del cine, lo reconozco, pero pucha yo no puedo ir ni a la esquina prácticamente :( no me peleé con la rata por eso, nooo, les termino de explicar (suponiendo que alguien siga leyendo esto y no se haya aburrido) luego le dijo a su hermano que "el sábado unas chelas" porque es la despedida de un amigo suyo y bueno.. no me molesté con él o no sé, me puse de mal humor malaso, luego me detuve a pensar y tratar de descubrir qué era lo que sentía, y llegué a esa conclusión: ME DIÓ ENVIDIA, lo traté mal después pero en lugar de dejar que se me pase eso, me siguió preguntando qué tenía, hasta que le dije.. que sentía envidia, y ahí fue que empezaron los problemas porque según él NO ES NORMAL que yo sienta eso, porque NO ES NORMAL que yo quiera salir, porque LO NORMAL es que yo esté feliz de quedarme todo el día encerrada con mis hijitos como su mamá, como mi mamá.. que es NORMAL que él, al igual que mi papá, mi abuelo y todos los antepasados masculinos salgan los fines de semana mientras que yo me quedo feliz en mi jato, entonces yo me pregunto.. so. SOY ANORMAL???? Yo creo que no.. creo que son otras épocas, le dije que si nos poníamos machistas entonces ya no iba a trabajar y que luego él me mantenga como hacían mi papá y mis abuelos y todos los hombres que él citó, y me dijo que ya... a lo que NO WAY!!! yo quería asustarlo, pero pienso que me volvería loca no trabajando, teniendo que esperar que él me compre todo, no poder darme mis lujillos y locurillas que me permite el trabajar y muy aparte de que ni hablar.. siento que me desperdiciaría terriblemente. Me acuerdo que cuando estaba en el cole le preguntaba a la miss Elvira de mate, para qué me sirvirían todas esas cosas (y por cierto era buenísima en matemática) y me decía que me serviriían para que cuando me case mi esposo no me dijera que era una bruta.. bueno, mi esposo no me dice que soy una bruta porque nada que ver, pero hoy prácticamente me dijo que SOY ANORMAL. Yo sé que no, las anormales son mi vieja, mi abuelita, mi tía y mi suegra, que dejaron que estos hombres les dijeran lo que tenían que hacer, las tuvieran encerradas en sus casas como si de eso solamente se tratara el ser buena madre, las madres modernas trabajamos por nuestros hijos, les compramos las cosas que los papás consideran "cojudeces" y nos vamos de paseos con ellos, conversamos y hacemos las tareas cuando llegamos de la chamba.

Hace poco una de estas señoras que enumero en el párrafo anterior me contó que cuando se casó, su esposo le dijo que era malo cepillarse la lengua porque se malograban las papilas gustativas, IMAGINENSE!!, y ella, que toda su vida lo había hecho lo dejó de hacer...

Así que estoy molesta, no le hablo, ni le hablaré a la rata por mucho rato más.. por eso vine a hablar con ustedes, porque mis amigas para estas cosas... NO SIRVEN.

Si pues.. hoy soy una envidiosa..

10 comentarios:

Alexis dijo...

Por suerte los hombres somos sumamente comprensivos. Estoy seguro de que todo se arreglará

XD

Petisita dijo...

Ay merme!!! me identifico plenamente contigo pero por suerte vivo en otro mundo y aqui no importa si eres normal o anormal todo se vale. Yo no creo que sea normal que sea una la que se quede todo el tiempo con los hijos y no pueda disfrutar de ciertos placeres fuera de ser madre como salir a tomar unas copas con amigos o al cine. lo siento pero asi no es el futbol. Hacete un horario y dile a tu rata que por lo menos dos tardes a la semana (despues de su trabajo) el se quede con los enanos y tu te vas a hacer tus cosas alimentando tus otros intereses o simplemente descansando de tu tarea de madre. Asi como los papas descansan de su labor de papas mientras estan lejos de los hijos.
Que el es el que gana el pan/ si, perfecto y tu eres la que se queda con los hijos y encima mas de 8 horas asi que ambos trabajan. Eso sin contar el esfuerzo xtra que hiciste por 9 meses.
Las mujeres de antes eran unas enajenadas, crecieron adoctrinadas de otra manera, por suerte ahora no es asi.
saluditos y si tus amigas no sirven, aqui estamos.
besos

Acitsonga dijo...

Mermi... No te amilanes, las responsabilidades abruman pero también son temporales. Como dice la Peti, es cuestión que te organices con la rata, que no se pase tampoco.
Es verdad que las amigas sin hijos no te pueden entender, ellas siguen haciendo su vida y ya no se acuerdan tanto de ti porque ya no eres "material disponible". Me pasó con mi amiga cuando quedó embarazada a los 18 y bueno, a los 25 yo estaba juergueándome de amanecida mientras ella a la 1 ya estaba corriendo a su casa a ver a sus hijos. No es recién hasta ahora que leo lo que escribes tú y otras mamás que me doy cuenta que muchas no somos muy solidarias ni comprensivas con las nuevas madres.
No renuncies a tu independencia y a tu espacio propio, ya encontrarás el balance que necesitas, mientras te vas ajustando a los cambios conserva la tranquilidad y no pierdas el objetivo de vista. Regresar al trabajo te hará bien, aunque suene a contradicción.
Un besote y que las cosas mejoren pronto.

LOBO INQUISIDOR dijo...

Siento lo que pasas, todos lo que hemos sido padres lo recordamos. Lo peor es que te agarra de sorpresa y peor a el. Tu al menos sabias lo que venia durante 9 meses de espera.. y en los primeros dias fuiste tu el unico vinculo real (calor, alimento) de tu hijo. Pero no es facil, mas si trabajas fuera de casa.. me imagino cuan sensible estas, lo siento.
Y el, debe estar en una crisis existencial padre.. no sabe lo que ocurre y porque has cambiado.. como viendo una pelicula de la cual el no es participe. Ya no eres la solterita disponible, independiente, ya no.
Sientense a conversar y como bien dicen Peti y Acit.. hablen sinceramente.. c/u cuentes sus sentimientos, uno a la vez.. tomen notas.. y luego conversen primero acerca de los sentimientos mas fuertes. No discutan! Es importante trazar un plan que satisfaga las necesidades de c/u y tengan cierta estabilidad en esta fase de cambio.. que continuara. No es facil.
Dile a el, que yo, un hombre papa sufrio mucho y me costo aceptar la doble carga que mi amada tuvo en esos meses (ella dejo de trabajar unos meses y aun asi ser madre no le fue facil).
Me solidarizo con el porque el estara viendo como una pelicula. Espero que conversen y lleguen a esbozar sus planes.. tu enana sera la beneficiada! Suerte, aqui estoy para ti y para el. (Disculpa mi largura.. es que vi un reflejo de mi pasado!)

mermelada dijo...

peti: cuando escribí ese post me acordaba de tu primer post despues de dar a luz a Mar, que era exactamente como me siento medio ahogada con los horarios cambiantes y sin poder disfrutar de los ratos de tranquilidad de antes.. pero poco a poco me estoy habituando, que bueno tenerlas a ustedes :)

Acitsita: eso es cierto!! ya no soy material disponible :( y por eso las amigas solteras y juergueables cada vez te llaman menos, yo no me ofendo ni me entristesco con ellas porque entiendo que están en cosas totalmente diferentes, pero me alegra haber ayudado a que al ver "mi caso" les des un poquito más de amor a tus amigas mamás de vez en cuando. yo tb estoy empezando a pensar que trabajar me hará bien.
un besito y gracias como siempre :*

lobito: primero debo decir que amo leer comentarios largos, porque siento como si en verdad estuviésemos conversando y sobretodo te interesa lo que te estoy contando, que no es algo muy común en el sexo masculino :)
uno tiende a pensar que es el que más sufre y padece pero tomaré en cuenta tu comentario y trataré de ver a través de los ojos de la rata también así como poco a poco estoy logrando que él vea a través de los míos.

schatz67 dijo...

Hola,

Si por decir que el embarazo es una miéchica más de uno se rasgó las vestiduras por lo que voy a escribir seguro me llevarán a juicio.Pero no me importa, tu escribes para que te comenten y mientras no haya ofensas a nadie todo esta bien.

Teóricamente el embarazo es el episodio central en la historia de la formación de una familia,siendo el nacimiento la culminación de este trance archi-comentado.Cuando el nacimiento se ha consumado las cosas cambian por completo ,ya nada es igual,olvídate de las flores, melodías de amor,enamoramiento absoluto y alegorías similares:ya no son dos,ahora son tres.Nadie nos avisa de ese cambio ( a las parejas)y nos cuesta mucho darnos cuenta de eso, más aún, pensamos que "las cosas son distintas ahora";claro que son distintas, tu mujer perdió ese status y ahora es más madre que pareja.

Cuando uno como hombre se da cuenta que el binomio madre-hijo es más fuerte que cualquier otro afecto tiene diversas formas de reaccionar.Y si encima andas en abstinencia forzada las pocas neuronas activas se bloquean por completo y aparece el hombre primario,instintivo y egoísta.Quizá la unica excepción a esto son los calzonudos quienes se convierten en esclavos de la mujer y cambian pañales,lavan calzones,preparan lonchecitos para las amigas de la mujer,se preocupan de la casa,atienden a la suegra,satisfacen los caprichos de la madre doliente y renuncian a cualquier espacio propio que le quite un segundo de tiempo al floreciente binomio.Ah, me olvidaba, también trabajan,alguien tiene que mantener a la dichosa madre.Puaj,líbrame de la presencia de estos felpudos.

Algunos escogen el camino equivocado y se van al otro extremo; se refugian en el trago,la juerga, en los amigos o en alguna solícita amiga.Yo me refugié involuntariamente en los viajes y en el trabajo, hoy lo lamento pero en las épocas en las que nacieron mi hijo y mi hija viajé tanto que de hecho me perdí momentos importantes del primer año de ambos.Felizmente,nadie me lo reprocha, mi mujer andaba tan embelesada con las criaturas, no trabajaba y tenía suficiente ayuda de empleadas y familia y los chicos ni se acuerdan del primer año de su vida.

Pero que es lo que provoca una actitud así? Que nos obliga a poner los pies en polvorosa? Varios factores como la abstinencia,la responsabilidad, la incomprensión de la actitud diferente de la mujer quien es presa de un shock depresivo post-parto(ampliamente estudiado por especialistas) y el asumir que ese ser nuevo será parte de nosotros hasta el ultimo día de nuestras vidas.

Durante el primer año de cada uno de mis hijos solo pasaba dos semanas del mes en Lima, razón por la cual el tiempo que me quedaba en casa lo pasaba entre la oficina y la familia, la verdad es que no tuve tiempo para amigos,juergas o fulbitos.El shock post-parto se le pasó rápido a mi mujer, ella deseaba tanto ser madre que en realidad casi lo pasó por alto.Y de la abstinencia nos recuperamos rápido,la verdad es que ninguno de los dos la aguantaba mucho.

Con todo esto no te estoy comentando nada especial,solo te quiero decir que lo que experimentas es algo previsible y que le pasa a la mayoría de los matrimonios con paternidad estrenada.Como se soluciona? Creo que hay un punto que casi nunca se toca (pues no es políticamente correcto) en las conversaciones privadas ni en las charlas con especialistas.Las parejas deben darse cuenta (sobre todo si su plan es a largo plazo) que los hijos son parte importante en la formación de una familia pero más temprano que tarde se van a ir a escoger su propio camino.Y todo el tiempo que le dejaste de dar a tu pareja?Y todo el sexo que dejaron de tener?Y todas las cosas que dejaron de hacer juntos?

Los hijos con responsabilidad.Pero sin sacrificar a nadie en el camino.Cuando veo a una madre embelesada que solo se preocupa de su hijo y solamente habla de su hijo y pasado el tiempo sigue monotemática me imagino que el padre de esa criatura debe ser un esclavo calzonudo o debe estar gozando como Calígula de otros placeres y en otro lecho.

Conversa con tu marido, bota todo lo que tienes en el pecho(además de leche materna) y no te guardes nada de lo que tienes por decir.Me imagino que el también tiene su propio rollo,suelten los dos y lleguen a un acuerdo equilibrado que contemple ámbitos comunes,espacios privados,la tranquilidad de la nueva familia y la importantísima sensación de seguirse sentiendo a gusto cuando estan como pareja.

Que es como comenzó todo no?

Saludos

Schatz

mermelada dijo...

Me parece super válido tu comentario, yo no soy de esas madres embelesadas (como describes) que mueren y hablan del hijo todo el día, y por un tiempo creí que en eso radicaba mi problema, porque considero que la mayor herencia que uno puede darle a los hijos es una adecuada salud mental, que no se obtiene sino de una niñez feliz, viendo a padres felices, así que en pos de conseguir mi felicidad completa a veces me sentía aplastada por la gran cantidad de tiempo dedicada a estos pequeñines, que finalmente como bien dices un día escogen su camino y se van.

Felizmente mi rata me entiende y como yo sé lo que lo desespera prefiero ventilarlo con mis amistades para luego de tranquilizarme hablar de forma clara con él, y resolver juntos este problema (felizmente ya resuelto por cierto). No es un felpudo porque no lo soportaría tampoco, las mujeres queremos un hombre que nos ayude pero no al que mandoneemos a nuestro antojo (al menos la gran mayoría) y tampoco se anda desapareciendo mucho, así que creo que hemos encontrado el término medio.

El problema para uno a veces es ser demasiado sincero y con eso me refiero a tu definición del embarazo en el post anterior que generó tanta controversia. Yo también coincido con que el embarazo es una etapa malasa, siempre he creído que soy una mujer que no cae en esos romanticismos por lo cual no suelo encontrar coincidencias con mis compañeras de género.

Sólo puedo decirte que amo a mis hijos, que es difícil acostumbrarse a esta nueva vida pero que poco a poco, sin sacrificar demasiado mi relación de pareja se puede lograr. Mi mamá, con quien hablo demasiado, siempre nos puso a nosotros por encima de todo, dejó por completo de ser esposa para dedicarse a ser madre, y ahora, que yo misma, me fui a los 18 años de mi casa, y que ahora tengo una familia, que es mi prioridad, le he dicho que realmente yo creo que debió dedicarle más tiempo a su relación con mi papá, porque al final los hijos, siempre nos vamos. Ahora se da cuenta que es cierto y trata de estar más con mi papá y todo, pero como bien dices, fueron muchas las cosas que se privaron durante ese tiempo, al igual que fueron muchas las cosas que mi papá no vivió con nosotros al igual que tú con tus hijos, ojalá tengas una hija tan comprensiva como yo que entiende que las cosas fueron así y no haga reproches, porque mi hermano si siente que mi papá no le dió toda la atención que el hubiera querido.

Saludos y besos

xavierjuja dijo...

No se si sentir envidia es realmente malo, pero no creo que sea sano tampoco. Es verdad que la rata se paso de rata para decir que te debes quedar en la casa y cuidando a tu hijita así como nuestros antepasados hicieron alguna vez, pero tampco es para que no le hables, lo mejor como dice lobo es que se sienten a conversar, pero a conversar y no ponerse de mal humor porque después tus hijos absorven todo el karma.

De hecho esta es una nueva época y no dejes de trabajar por nada del mundo, siempre es buno conservar algo de independencia.

Ah! tampoco es para que la rata se quede todo el día en tu casa y le prohibas salir con sus amigos, pero que también tenga un poco de consideracón contigo y no te alucine planchando sus camisas para siempre.

Ahora que leo mi post, parece que ataco a la rata :$ Pero nada que ver :$ Es mi opinión, inexperimentada, pero al menos algo no? :$

Cuidate y mucha suerte :)

LOBO INQUISIDOR dijo...

Me mando a comentar motivado por lo que Schatz te comento. A mi me paso lo mismo, trabajo y viajes.. pero luego cuando pude ser mas participe del crecimiento de mis ninos (a partir de los 2 o 3 anos).. fui un semi-felpudo.. empeze a hacer mas cosas con mi mujer.. y no tenia problema, me gustaba cocinar y jugar mucho con mis ninos (quizas porque mi padre fue mucho mayor y nunca lo hizo).. creo que se pueden lograr balances.. donde la pareja, aun cumpliendo otro rol, se mantenga como pareja.

soleil dijo...

Hola! es la primera vez que entro a tu blog, pero pues...me gusto mucho! ademas que veo que varios de los que4 te escriben son conocidos (que loco como se va creando toda una red, no crees?)

en fin... sobre el tema, yo soy casada mas no madre, aun no es mi prioridad, yo solo se que cuando tenga bebes los amare con todo el amor del mundo, pero no quiero ser como las mujeres que tu citaste de ejemplo, yo quiero ser independiente, que mis hijos crezcan y se enorgullescan que su madre trabaja y se destaca en su oficio...

Me parece que quiza decir que sientes "envidia" es un modo de decirlo... y sobre modos para decir las cosas, pues hay demasiados! es obvio que te sientas asi, y la formula de comprobarlo es muy facil tambien, por ejemplo que tu esposo se quede una semana entera sin salir de casa y atento al mas minimo detalle de losniños, mientras te ve salir a trabajar a ti y planear almuerzos y salidas con tus amigos, que pasaria??? heee? pues que sentiria lo mismo! envidia! (u otra expresion) porque uno necesita tener sus multiples personalidades, una mujer necesita ser mujer, amiga, amante, madre, trabajadora, niña, etc etc etc...asi como un hombre, el solo hecho de ser seres humanos nos mueve a ser de esa forma, a llenarnos de distintas experiencias, variadas etapas, y poder crecer en todas ellas.

escribi hoy, porque este es uno de mis temas favoritos... siempre vivi obsecionada con no llegar a ser una ama de casa que vive solo entre 4 paredes, siempre me dio miedo ser asi, porque creia que era una vida falsa, una vida que no es tuya, un vivir a traves de la vida de tus hijos, hasta que un dia los años pasan y tuis hijos crecen, y van a vivir su vida... y tu? que haces? simpre me asusto eso, y no se porque... quiza xq mi madre nunca fue asi, y me sentia tan orgullosa que queria seguir su ejemplo... no lo se...

Solo te recomiendo en mi poca experiencia, (menos de un año de casada) que haya mucha comunicacion, que los dos hablen, y asi como dice lobo puedan llegara entenderse, porque creo que esa es la clave para que esten los dos felices, y hagan a los bebes felices ^^

me fascino tu blog! seguire leyendo que mas encuentro ^^ y...de todo corazon, muchaaaa suerte!