martes, 29 de noviembre de 2011

Poteras

Retomando mis hobbies de la "juventud" me propuse volver a patinar, indagué en el facebook quién tenía patines que me pudiera prestar, porque mi mamá botó los míos, y convencí a una amiga más para que me acompañara en la nueva aventura patinadora. Así que Jessi trajo sus patines de la chiquititud y me los prestó y fuimos a patinar con Kari, al parque de la vuelta de la agencia. Todo feliz y todo paja, qué mostro es volver a patinar, pero estos patines estaban un poco lentejos x la cantidad de años sin uso y porque las ruedas eran de plástico. Así que me afané jodido y busqué en mercado libre patines, y me contacté con un vendedor de unos que estaban buenos y tenían muy poco uso, ruedas de silicona, recontra pro y fui tras ellos. Resulta que mi gran vendedor tenía sólo 16 años y está en el colegio, así que se le hacía difícil coordinar una hora conmigo para encontrarnos. Y no lo dejan hablar por celular en hora de clases. jajaja. Así que la rata, mi fiel compañero de aventuras, me acompañó el domingo antes de ir a casa de mis papás a encontrarme con el chibolo, que me recibió abajo en su edificio y sacó los patines de una bolsa enorme de basura jajaja y cuándo le di la plata se le iluminaron los ojos. Realmente yo tb sentiría que tengo mucha plata si me dan 170 soles teniendo 16 años, tanto que le dijo a su hermano (creo yo) "ahora nos vamos al cine!" Pero también me di cuenta que lo más probable era que los estuvieran vendiendo sin conocimiento de sus papás. Pero bueno, como ese no era mi roche, salí corriendo feliz y los dejé a los dos chibolos felices también.

Fuimos a mi casa, les conté a mis papás y mi papá, siempre tan tombo, siempre tan serio, indignado porque a mis 28 años, casada y con 2 hijos, se me ocurriese patinar sólo sabía decir qué barbaridad! qué tontería!, mi mamá siempre más relax se reía y me pidió que me los pruebe, mis hijos maravillados, quieren patinar también :) Después vino la recatafila de recomendaciones de mi papá de que me ponga casco y rodilleras, cosa que no pienso hacer porque no lo hice ni de niña, y ahora pues menos no? tengo una imagen que cuidar ;) jajaja. Mi papá seguía indignado porque contamos como dato extra que la rata por fin se compró su longboard para retomar su super pasión, el surf :) Nuevamente mi papá movía en señal de desaprobación la cabeza, ay! cómo es posible, jajaja, en fin, son ideas suyas pues no? Igual aunque terco y pesado lo amo. :)

El martes, más feliz que perro con dos colas, traje mis patines y fuimos a patinar con Kari, llegamos al parque, me sentía la más veloz del mundo y zacazonapan!!!! me saqué la mugre, me caí sobre mi mano derecha, mi pulgar izquierdo y mi poto, lo recuerdo y hasta ahora me duele, superada la vergüenza, me paré, super digna, mientras Kari estaba con cara de miedo pensando que me rompí algo. Pero no, todo bien, seguí patinando pero ahora con mucho miedo, recontra cabra yo. Pero en la noche se me hinchó la muñeca horrendo, y cuando cogía el mouse (o sea tooodo el día) m dolía espantoso. Tuve que tomar un apronax y en la casa mi rata me sobó con crema para golpes, frío frío, caliente caliente. Y se me pasó un poco, pude dormir tranquila y todo bien :)

Ahora, lo que pienso es que si hubiera tenido casco, rodilleras, coderas y demás tampoco me hubieran servido. Lo que necesitaba eran unas "poteras", las inventaré algún día. Auch!

2 comentarios:

Elmo Nofeo dijo...

Un pantalón pomp-up no sería suficiente.

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

Jajajajajajaja... que mate de risa.

Yo pensaba que solo tenías una bebe. Recuerdo que en el blog pusiste un widget que mostraba el desarrollo de tu embarazo.

¡Un gusto saber de tí!